Customizar es fácil con la fabricación aditiva y la HP Jet Fusion

Home/Fabricación aditiva, Impresión 3D/Customizar es fácil con la fabricación aditiva y la HP Jet Fusion

Customizar es fácil con la fabricación aditiva y la HP Jet Fusion

Podemos definir customización como el proceso en el que productos y servicios son modificados según parámetros propios de un cliente en concreto (customer), estas transformaciones en su conjunto se consideran propias e intransferibles de dicho cliente y el resultado es un producto o servicio a medida y/o a gusto del cliente.

Existen enormes nichos en múltiples mercados con clientes dispuestos a consumir customización, y esto no necesariamente tiene que ir de la mano del lujo o de un valor monetario muy elevado, con lo que las compañías deberían empezar a pensar el incluir los procesos de personalización en su catálogo de productos y servicios.

El concepto de exclusividad pronto dejará de estar asociado al concepto de “caro” y no tendremos que esperar interminables meses y a veces años para poder disfrutar de nuestro producto personalizado.

Como ya hemos dicho la customización es la personalización de un producto o servicio y según su definición, las posibilidades de customización son infinitas. Por otra parte, la customización con los actuales medios de producción es cara, porque obliga a tratar la excepción de una manera muy directa con medios y máquinas que están optimizados para la creación de copias exactas de manera masiva. Los cambio y modificaciones son largos, complicados y por lo tanto muy caros.

Con la evolución de las tecnologías de fabricación aditiva, la customización mas que un problema a resolver, se ha convertido en unos de los principales argumentos que respaldan esta manera de producir. Se podría decir que podemos fabricar Prototipos o piezas únicas y diferentes de forma masiva.

La razón no es obvia, pero sí que se percibe. Mientras que, a una máquina o un sistema de producción tradicional, se le tiene que realizar un “Set-up” (Preparación) para producir una cosa concreta, (un molde determinado, unas herramientas de corte especificas etc.…), en la impresión 3D, no existe mas preparación que elegir un material y enviar las instrucciones a la impresora y eso porque estamos empezando a producir en 3D. En un futuro todas estas propiedades vendrán dadas en el fichero y será todo automático (ver extensión 3mf).

Ya podemos fabricar sin parar cosas únicas y además en ciertos sistemas con el HP Jet Fusion, podemos producir piezas totalmente diferentes en un tiempo muy corto. Ya es posible y están funcionando estructuras en las cuales, se diseñan y personalizar múltiples referencias muy diferenciadas, además en múltiples sitios diferentes, estos diseños, encapsulados en formatos como en 3mf, se envían a la central de producción y en una misma “hornada” se imprimen todos a la vez, todos diferentes, un diseño exclusivo para cada usuario a un coste inigualable.

2018-01-05T13:05:02+00:00 5 enero 2018|Fabricación aditiva, Impresión 3D|

Sobre el autor:

Sales Manager en RIC.3D.